La labor que están realizando con la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura es todo un ejemplo de superación y perseverancia que demuestra y defiende, en palabras de su director Favio Chávez, “que la cultura es una necesidad básica; que la música puede cambiar vidas y que realmente, aunque uno tenga condiciones muy desfavorables en la vida, no puede dejar de soñar; que no tener nada, no es excusa para no hacer nada“, palabras sabias de un soñador que deberíamos aplicar a nuestra vida diaria. 
¡ENHORABUENA!