Porque hay almas que comparten para hacer la vida más fácil,
porque sus energías nos ayudan a creer que un mundo mejor es posible,
porque conectarnos a ellas supone subirnos a una ola de Felicidad,
porque nos despiertan el ser creativo y solidario que llevamos dentro,
porque nos ayudan con su pensamiento a la búsqueda de esa
cosita chiquita y transparente que (nos) da la paz

Apoyemos al cantante Arístides Moreno, alquimista de las emociones, comprando su último trabajo SHINCOy asistiendo a su presentación en el Teatro Pérez Galdós el viernes 27 de diciembre.

El Barrio

EN CADA ESQUINA, UN VERSO
EN CADA VERSO, UNA CANCIÓN
TODOS LOS BARRIOS LATEN
CON UN SOLO CORAZÓN.

¡Gracias Arístides!